sábado, 31 de octubre de 2015

Un día de Halloween es demasiado poco

Me indigna mucho, demasiado. En serio, una pedazo de fiesta, y dura sólo un día. Si por mí fuera, duraría todo el mes de octubre, y hoy, el día 31, sería el gran final. Halloween mola demasiado para durar un sólo día. Un día en el que puedo salir despeinada a la calle sin que nadie me mire raro, en el que puedo llevar maquillaje oscuro (aunque de ésto me acabaría cansando en seguida porque cuándo llevo maquillaje noto la cara muy recargada y hasta pesada, por éso nunca llevo), en el que puedo ver decoraciones guays de calabazas, arañas y esqueletos por todas partes, en el que todos a mi alrededor parecen fans de Tim Burton, en el que todo éso me hace muy feliz y me causa mucho entusiasmo. Las cosas tenebrosas tienen una especie de magnetismo, de encanto misterioso. Todo lo siniestro me mola, tanto los relatos perturbadores reales, cómo las películas de terror, cuentos macabros, lo que sea. Con lo que Halloween viene a ser mi fiesta favorita del año. La Navidad también me encanta, por supuesto, pero Halloween es lo que yo entiendo por una fiesta perfecta, en el sentido literal de la palabra. Todo en Halloween es perfecto en mi opinión, el ambiente, las películas, la temática de terror de los disfraces... Todos abrazamos lo que normalmente nos da miedo. Éso es algo que yo procuro hacer cada día, para conseguir no tenerle miedo a nada. Y éso es imposible, claro, pero en Halloween todos intentamos dar miedo en vez de sentirlo, y ése espíritu es la ostia, algo que deberíamos aplicar cada día; luchar contra las pequeñas cosas que nos dan miedo e intentar conseguir que formen parte de nosotros para hacernos más fuertes. Me estoy poniendo sentimental aquí y ahora, y me estoy dando todo el asco lol.

El caso es que la forma de pensar de "Cada día es Halloween" mola mucho, pero obviamente cada día no se celebra, sino sólo un día al año, un sólo día lleno de decoraciones, un sólo día con espectáculos, un sólo día con gente disfrazada... Una fiesta increíble y que sólo dura un día, sobretodo por la noche, porque durante el día no veo a casi nadie disfrazado. Es de noche cuándo los monstruos salen a acechar. Ojalá cada día fuera Halloween de verdad. Bueno no, todo el año no porque acabaría siendo monótono, pero si por mí fuera, el mes entero de octubre, por ejemplo. Un mes entero dedicado a que ser raro y dar miedo esté bien visto. No cómo es en realidad, que el uno de noviembre, tú sigues siendo igual que el día anterior, pero la mayoría de gente no, vuelven a su rutina, y tú sólo quieres disfrazarte de nuevo, maquillarte con sangre falsa, despeinarte todo lo que puedas e irte de fiesta con tus amigos vampiros, zombies, lobos, poseídos, payasos, caníbales, aliens, momias, mutaciones, lo que sean. Pero ser un monstruo tú, y poder hacer amigos monstruos con los que salir.

HAIL TIM BURTON.

(Mi ida de olla diaria xdxdxddd)

Y cómo duraría todo el mes, cada día podrías disfrazarte de un monstruo distinto, muchas más posibilidades y tiempo. Nunca más tendrías que preguntarte "¿Voy de ésto o de ésto?" porque tendrías todo un mes para ir de lo que fueras, sea un sólo disfraz o varios. Un mes entero para poder ser una persona oscura o misteriosa sin que nadie te juzgue por ello, sería la ostia. Un mes entero en el que tus amigos también serían seres sobrenaturales y monstruos de todo tipo. Y para los fans del cosplay, lo mejor; un mes entero para hacer cosplay de lo que os diera la real gana, mientras sea de temática de terror. Y en grupo, para que mole más. Por ejemplo, ir de la familia Addams con tu familia de verdad, o con tus amigos. Y un largo etcétera. Molaría demasiado. Me lo imagino y me pongo feliz; un mes entero de Halloween. En serio, es que mola tanto ir por la calle y encontrarte con Freddy Krueger, con Pennywise, con Samara Morgan, y con toda ésta gente tan bonica. Mola demasiado.
Y las decoraciones de terror, con sangre, escaparates en las tiendas en los que está escrito "COMPRA O MUERE" con letras rojas (no es coña.) Si te gustan las cosas grotescas durante todo el año, eres un perturbado o una perturbada. Pero si te gustan en Halloween, es normal. Mú bien (insertar emoji de las palmadas de Whatsapp.)

Resumiendo: ojalá cada día fuera Halloween, o al menos, que pudiéramos celebrarlo aquellos a los que nos encanta, sin que la gente utilice la palabra "inmaduros" para referirse a la forma de ver el mundo de algunos. 

VALE YA SÉ QUE SOY MUY BIPOLAR A LO LARGO DE LA ENTRADA, PERO AHORA MISMO ESTOY CON RABIA, ECHANDO ESPUMA POR LA BOCA Y TODO, PORQUE TENGO EN MI CASA UN CUCHILLO PRECIOSO, DE 34 CENTÍMETROS (sí, lo he medido y todo, estoyenfermadejadme) Y PAGARÍA POR PODER LLEVARLO A LA CALLE ÉSTA NOCHE, PORQUE IMPONE MUCHO Y MOLA MÁS. Pero si me pilla la policía con él me voy a meter en problemas, de modo que LO TENGO QUE DEJAR EN CASA. ¿DE QUÉ SIRVE TENER CUCHILLOS ENORMES SI LUEGO EN HALLOWEEN ES ILEGAL SALIR CON ARMAS BLANCAS A LA CALLE? Es que en serio, me imagino ésta noche con mi cuchillo, me encuentro a cualquiera y la conversación en plan;

x: Dios, pedazo cuchillo. Es de mentira, ¿no?
Yo: No *Sonrisa genuina e inocente*
x: Putabida.

Y entonces x murió tras recibir el contacto de 23 centímetros de puro acero en su cuello y con su ropa que antes era blanca volviéndose roja por completo *-*
Porque la hoja mide 23 centímetros, pero con la empuñadura, el cuchillo mide en total 34. ¿SABÉIS LO QUE IMPONE ALGUIEN EN HALLOWEEN LLEVANDO ÉSO? ¿LO SABÉIS? D: Pues yo quiero. Pero no de plástico ni de mentira, que no tiene gracia. Llevar éso sí, sería felicidad over 9000. Que 34 centímetros son muchos centímetros, muchos para un cuchillo, es DEMASIADO CUCHILLO PA TU BODY. Quiero salir con éso a la calle y que forme parte de mi atuendo, pero méh, es "políticamente incorrecto" y tal de modo que fuck it, mi bebé se tiene que quedar en casa durante la única noche en la que puede ser admirado por todos. LA VIDA ES TAN INJUSTA.
(Sí, el cuchillo es el mismo que cogí en la entrada anterior para defenderme de alguien que no había.)

Pues éso, que Halloween es un paraíso. Al menos las personas con gustos similares a los míos podemos estar rodeados de ésa esencia, ésos monstruos, ése humor negro, ése terror, ésa violencia visual, ése paraíso de horrores, durante un día al año. El resto del año, mantenemos todo éso en nuestra cabeza, sin poder celebrarlo ni sacarlo a relucir, porque no es la tradición.
Por éso Halloween es un día de "liberación" para las personalidades de algunos individuos. Hoy, todo lo que hay en mi mente cobra vida y me rodea. Por éso putamente amo Halloween. Mucho.

DEMASIADO D:

¡Feliz Halloween! :D

2 comentarios:

  1. Si, ojalá halloween fuera un mes ;u; Yo me disfrazé de vampiresa xd, y estube tocando en casas con mis amigas, aunque después nos tocaron a nosotras a la casa v: Yo me lo pasé genial, y ya veo que tu también .D
    Lo guay sería poder llevar el cuchillo ese, sería la leche, que pena que no pudieras D:
    Saludos y abrashus!

    ResponderEliminar
  2. ¡Alba ha comentado la primera o_o! Ella y yo éramos vampiresillas :)

    A mí me gustan obviamente los disfraces que den miedo y sean totalmemte originales, pero un disfraz de vampiro... me pierde. Es que eran monstruos NO FEOS digamos, además de la nobleza, todos pijos y refinados, pero que cuando menos te lo esperas dan todo el miedo y te chupan hasta la última gotita de sangre...

    Aunque el año que viene veré si me puedo disfrazar de la gorgona medusa (Grecia jejejeje...) en plan super currado... me encantaría <3

    A mí también me parece buena idea llevar ese cuchillo, y que Halloween fuera un mes :D Vamos a proponerlo.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar

¡Si te ha gustado el blog, deja un comentario! No olvides dejar tu opinión con claridad, pero sin faltar al respeto a nadie. ¡Gracias por comentar!

Locadorable.